jueves, 7 de agosto de 2008

Cualquier parecida con la realidad es pura coincidencia: El esclavismo del trabajo


Odio mi trabajo, es una mierda, una basura. Hace poco me cambiaron a la redacción de una revista, lo gracioso del tema, que no me dan cosas para escribir y me llenan de tareas administrativas pedorras. A lo que dije (al menos para mis adentros): "Ok, ustedes no me dan nada creativo para hacer entonces hago lo que se me canta". Trabajo en una editorial (de mierda por cierto), una editorial que se parece más a una verdulería que a una empresa. Las personas que trabajan acá, son ese tipo de personas que te dicen "está todo bien, hacé lo que quieras"... se hacen los "amigos" y después te la dan bien por el culo. Hoy me pasó algo muy particular. Mi jefe, el editor de la revista para la cual trabajo, me llamó la atención porque había llegado tarde. Es cierto, no puedo negar la realidad, llegué dos horas más tarde de lo habitual. Me dijo que porque no le había avisado, que él no era "controlador", pero que la próxima vez le avise. Debo decir que me molestó su comentario, aunque yo estuviese en falta. ¿Por qué me molestó? Porque este trabajo es una basofia, una mierda, una ilusión óptica. Tengo que cumplir las ochos horas a rajatabla, aunque luego mi trabajo lo pueda realizar en 45 putos minutos. Entonces llego a la conclusiójn: el trabajo esclaviza, esclaviza porque te quita tiempo, te quita tiempo, por ende, te quita vida, te quita juventud, te aniquila, te mata. El (mi jefe) que se presentó como una persona piola, una persona abierta, resulta ser otro sorete más dentro de los miles de soretes que trabajan en esta mierda de empresa. El esclavismo está en todos lados, desde aquella empresa que te tiene cagando con que si tu horario es de 09.00 a 18.00hs si llegás a las 09.01 ya sos impuntual, como la que te dice: no hay problema si llegás tarde (eso sí después te garco de parado y te hecho toda la mierda si realmente lo hacés). Creo que prefiero él tipo que viene y me dice las cosas frontalmente, sí, soy hija del rigor, prefiero las cosas claras, ya lo dice el dicho "cuentas claras conservan la amistad". En este caso no hay amistad, pero si "compañerismo laboral". No entiendo, no entiendo porque mierda joden con el tema de cumplir con las ochos horas si durante 7.40 minutos uno no hace otra cosa que mirar el techo. ¿No hay un tinte de maldad acaso? Todas las empresas se manejan así, los recursos humanos los despercian, los usan para el culo. O pongamoslo de otra forma: los recursos humanos, son personas, así que llamemos a las cosas por su nombre. Las personas, porque son personas, no son recursos, no estoy contando palitos... Cuando una persona en un puesto laboral mira el techo la mayor parte del tiempo o bien eliminan el puesto, o bien reducen la cantidad de horas del trabajo, o le dan flexibilidad en cuanto a los horarios, si es que esas pocas tareas que se realizan alguien las tiene que hacer. No entiendo la mente humana, no entiendo las directivas empresarias, me parece que son todas BULLSHIT, o patrañas en nuestro hermoso castellano. Es todo una reverenda mierda. Las empresas son una mierda, o mejor dicho las empresas que están formadas por personas, las personas que conforman las empresas y toda su mediocracia e imbecilidad es una mierda. ¿qué goyete tiene tener ocho horas trabajando una persona si realmente esas horas no se utilizan para tal fin? ¿quién fue el idiota que dijo que hay que trabajar sí o sí ocho horas?




Llego a la conclusión: el ser humano no puede ser feliz, tiene que joder al otro, tiene que esclavizarlo y sojuzgarlo, tiene que sentirse que le mete la pata encima al otro, es por eso que uno tiene que pasar ocho (cuando no más) horas de su vida encerrado en una puta oficina, dentro de un cubículo (pobre los que trabajan en un call center) compartiendo la mitad de su vigilia con personas que para nuestra vida emocional son totalmente intrascendentes.



La esclavitud no se abolió lo que cambió fue su forma.




CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA.